DESTACADO PROVINCIA

Los legisladores oficialistas actúan más como súbditos que como representantes del pueblo

Resumen

La Cámara de Diputados de la provincia de San Luis demostró una vez más ser una escribanía de gobierno, similar al senado local, más que un cuerpo legislativo.

La Cámara de Diputados de la provincia de San Luis demostró una vez más ser una escribanía de gobierno, similar al senado local, más que un cuerpo legislativo.

El pasado día lunes en una maratónica sesión extraordinaria, los senadores oficialistas dieron media sanción a un proyecto de ley que permite al gobierno gastar indiscriminadamente sin la necesidad de cuidar el equilibrio en las cuentas provinciales.

Luego de eso, este miércoles, los diputados alineados al poder de turno demostraron ser meros aplaudidores del Gobernador más que representantes del pueblo, “casi podría decirse que son súbditos”, como sostuvo el Legislador por Pedernera, Luis Lucero Guillet.

En la sesión ordinaria, el oficialismo se impuso con 24 votos a favor y 16 en contra en un proyecto que elimina la vigencia del inciso b) del artículo 2° de la Ley N° VIII-0252-2004 Permanente de Presupuesto para el ejercicio económico actual y para el presupuesto plurianual 2021-2023, el cual señalaba que el gasto corriente (provincial) no deberá superar el 50% del presupuesto total. Esto quiere decir que el Gobernador podrá disponer a su antojo los gastos sin la necesidad de rendir cuentas.

Para entender de que hablamos, podemos decir que los gastos corrientes son aquellos que realiza el Estado para su funcionamiento diario, son repetitivos y se agotan en el primer uso, es decir, son aquellos que no incrementan el patrimonio del Estado.

Justificando lo que es más un atropello a la norma que una norma en sí misma, la Diputada Sonia Delarco expresó: «Venimos de periodos recesivos combinados con inflación, lo que provoca una gran incertidumbre y a la hora de revisar presupuestos tenemos que pronosticar escenarios en función de lo que pasa con las variables económicas».

Lejos de reducir gastos para el sostenimiento de la economía y las arcas públicas provinciales, los legisladores oficialistas le dieron al Ejecutivo un cheque en blanco que podría terminar de desfalcar el dinero de los sanluiseños.

«Muchos diputados han manifestado que no estábamos cumpliendo con esto que está establecido, que los gastos corrientes no pueden superar el 50% del presupuesto total«, reconoció Delarco.

Por su parte, el Diputado Luis Lucero Guillet exigió que se cumpla con la Ley, porque somos todos iguales ante ella, gobernantes y gobernados.

Guillet sostuvo además que el oficialismo no quiere cumplir la ley sino que pretende acomodarla a la medida del gobernante y afirmó que esta manipulación es peligrosa, porque utilizando este criterio el día de mañana se podría adecuar la ley para permitir la reelección indefinida si el Ejecutivo no encontrase un sucesor.

“Si la obligación es cumplir con lo la ley dice, habría que reducir algunos gastos corrientes para priorizar otros. La sociedad reclama que se baje el gasto, que se baje el sueldo de los funcionarios y esta podría haber sido una manera de achicar el gasto corriente”, expresó el legislador y agregó: “También podríamos achicar los gastos reservados del Gobernador, que son millonarios”.

Abrir
1
Comunicate con nosotros
Hola! te comunicaste con el Portal de Noticias San Luis Real. En que podemos ayudarte?
Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: