Alberto Fernández dejó claro que perseguirá a periodistas, jueces y fiscales opositores

Tras la publicación de una nota del periodista Hugo Alconada Mon revelando que un colaborador de Alberto Fernández figura en el caso de “facturas truchas” que involucra al empresario kirchnerista Lázaro Báez, el primer mandatario electo volvió a cargar contra la prensa y la Justicia.

No es sorprendente el hecho que el presidente electo no tiene ni tendrá una buena relación con la prensa. Solo basta recordar sus cruces con la periodista Mercedes Ninci o el locutor cordobés Mario Pereyra, a quienes confrontó violentamente ante preguntas incómodas.

Sin embargo, el nuevo episodio se desarrolló en lo que fue la antesala de la declaración indagatoria de Cristina Kirchner en la causa conocida como Vialidad, que investiga los sobreprecios en la obra pública durante el gobierno de Cristina Kirchner.

En ese momento, Fernández utilizó su cuenta de Twitter para cuestionar la labor de los periodistas, jueces y fiscales. Afirmando que con su llegada al poder “se van a acabar los operadores judiciales y mediáticos”.

El drama se disparó luego de conocerse que, Adrián Rois, un ayudante de cátedra del presidente electo en la UBA, asumió la defensa del dueño de la financiera Crediba, uno de los acusados de fabricar documentos apócrifos en Bahía Blanca. Se trata de una de las causas más sensibles para Báez y que salpica fuertemente a la vicepresidenta electa.

La irrupción del abogado, que afirma que trabajó en la campaña del Frente de Todos, provocó un nuevo retraso en la investigación sobre Báez, por lo que fue cuestionado y observado por el periodista.

Ante esto, Alberto Fernández expresó de forma colérica: “Es miserable atribuirme mover influencias en esos casos”.

“En mi vida académica he trabajado con abogados que ejercen su profesión. Hugo Alconada Mon sabe que en esa labor profesional yo soy absolutamente ajeno”, se defendió el presidente electo. Además, advirtió que no va a “soportar en silencio la difamación hecha invocando hacer periodismo”.

Por último la advertencia en tono amenazante fue directamente dirigida hacia el periodista: “¿En la Argentina qué vamos a construir entre todos y todas? Se van a acabar los ‘operadores judiciales’, los ‘operadores mediáticos’ y los jueces y fiscales que ‘operan’ para poderes mediáticos, corporativos o políticos sin impartir justicia como deben. Sábelo, @halconada”, concluyó.