San Luis Real

Noticias de San Luis Argentina

Apertura de Sesiones: ¿Qué dirá y qué no dirá Tamayo?

El próximo lunes 2 de Marzo el intendente de la ciudad, Sergio Tamayo, dará su discurso de apertura del año legislativo en el Concejo Deliberante.

Fuentes cercanas al entorno del Jefe comunal sostienen que en su discurso, Tamayo hará un repaso de la situación municipal en el que vertirá fuertes críticas a la gestión anterior, haciendo hincapié en el estado de las arcas municipales y del estado del parque automotor, entre otros temas.

El intendente que en dos meses supo eliminar el beneficio de los boletos gratuitos, aumentar la tarifaria en un 35%, reducir la presencia de las cuadrillas municipales en los barrios y aumentar exponencialmente la planta de funcionarios nada dirá acerca de su intención de trasladar el municipio al edificio de Terrazas del Portezuelo.

Tampoco explicará por qué los secretarios pasaron a tener rango de funcionarios, algo que indudablemente fue pensado para aumentarles el sueldo en más de un 100%, ni de dónde sacará ese dinero, más aún teniendo en cuenta que aún no presentó el presupuesto 2020.

Durante la campaña por la intendencia, Tamayo prometía una ciudad en la que todos serían felices. Sin embargo, desde su asunción la gente se acuerda del intendente cuando sale a la calle y se encuentra con que lo baches están cada vez peores, cuando pasan días sin que corten el pasto o levanten la basura y ni hablar de cuando de la canilla de las viviendas sale únicamente barro.

Hasta el momento, el Jefe comunal ha demostrado que, o lo dejaron solo o no tiene idea de dónde está parado. “No encontró la Municipalidad” supo decir un periodista radial socarronamente al referirse al intendente que, hasta el momento, ha hecho todo lo contrario a lo prometido en campaña, y los barrios cada vez están más abandonados.

En dos meses, los teléfonos de munirespuestas son una incógnita. Nadie atiende al reclamo de los vecinos que constantemente intentan comunicarse sin éxito con los funcionarios municipales. Además, la relación con la prensa tampoco es la mejor, dado que tampoco hay respuesta a menos que sea un medio afín o el canal estatal.

En la alocución tampoco se dirá nada acerca de la intención de aumentar el sueldo de todos los funcionarios para equipararlos al sueldo de las intendencias manejadas por el PJ, las cuales incrementaron fuertemente los impuestos así como también los sueldos de los intendendentes y funcionarios del gabinete.

En definitiva, el intendente que en diciembre habló de austeridad y aumentó la planta de funcionarios, dará un discurso cargado de promesas pero sin políticas claras de cómo mejorará la ciudad.

Lo cierto es que este año comenzará con más funcionarios y menos direcciones, con más pedidos de ahorro y mayores gastos. No obstante, hay algo queda claro: la fiesta la pagará el contribuyente.