La Argentina salió de la emergencia económica

Después de 16 años, la ley de emergencia pública y reforma del régimen cambiario, sancionada en el año 2002, no seguirá vigente por decisión del gobierno nacional.

La Ley de Emergencia Económica fue sancionada al comienzo del gobierno de Eduardo Duhalde, en el marco de medidas para paliar la crisis, producida por el fin de la Convertibilidad y la salida anticipada del presidente Fernando de la Rúa, a fines de diciembre de 2001.

La “emergencia” delegaba en el Ejecutivo una serie de facultades extraordinarias, como establecer el sistema que fija el tipo de cambio entre el peso y las divisas extranjeras; pautar retenciones a la exportación de hidrocarburos; fijar tarifas y renegociar los contratos de servicios públicos en manos de empresas privadas; y regular los precios de la canasta básica. Todos, esquemas de poder más afines con las políticas anteriores que con las actuales. Por eso, tal como con el “excepcional” impuesto al cheque, la emergencia se convirtió en una norma renovada aun en los períodos de tasas chinas.

En el pasado, el Congreso había quedado sujeto a la discrecionalidad presidencial, mucho más allá de lo permitido por la Constitución Nacional para la delegación legislativa. La misma dice en su artículo 76: “Se prohíbe la delegación legislativa en el Poder Ejecutivo, salvo en materias determinadas de administración o de emergencia pública, con plazo fijado para su ejercicio y dentro de las bases de la delegación que el Congreso establezca”.

El ministro de energía, Juan José Arangunen, consideró que esta decisión permitirá “recuperar los marcos regulatorios” de los contratos y, a su vez, cumplirlos.

En la Casa Rosada celebran la decisión, porque consideran que es un paso más hacia la institucionalidad.

Tags : , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *