Chaco celebra la llegada del gas natural por vez en su historia

Con esta entrega, la empresa distribuidora está en condiciones de poder ofrecer el servicio de gas de red a los usuarios potenciales de Resistencia, tanto familias como industrias.

Por primera vez, la provincia de Chaco contará con su propia red de gas, luego de que el Ministerio de Hacienda de la Nación informara que la empresa estatal Integración Energética Argentina S.A. (IEASA) hizo entrega a la distribuidora provincial GASNEA de la planta reguladora y del ramal presurizado del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA).

Según lo informado, la primera conectividad en la ciudad de Resistencia está prevista para el corredor sanitario que abarca a los Hospitales Pediátrico y Regional, incluyendo a 15 unidades de salud provincial y municipal.

Asimismo, en las próximas semanas se comenzará a conectar el servicio los usuarios de Puerto Tirol y Sáenz Peña.

A través de sus redes, el primer mandatario nacional celebró la noticia: “El gas natural permitirá que las industrias y las PyME de estas provincias mejoren su producción y generen más empleo”.

En la misma línea, el presidente de la Unión Industrial del Chaco, Andrés Irigoyen, afirmó que la llegada del gas al Chaco es determinante para la radicación de industrias en la provincia. En el parque industrial de Puerto Tirol, una empresa que fabrica ladrillos cerámicos hoy tiene que quemar unas 40 toneladas diarias de aserrín para poder calentar el horno en el que se cocinan los ladrillos.

Desde el Gobierno informaron además que el tramo del GNEA ya cuenta con sus líneas de aproximación finalizadas y en pocas semanas se comenzará a abastecer las siguientes localidades: Basail, Barranqueras, Fontana, M. Belén, La Leonesa, Las Palmas, Laguna Blanca, Makallé, Lapachito, La Verde, La Escondida, Presidencia La Plaza, Machagai, Quitilipi, La Tigra y La Clotilde.