Dramáticos datos oficiales: hubo 308 femicidios en 2017

Del total de víctimas, 274 fueron mujeres. Se trata de un femicidio cada 28 horas. Salta y Santiago del Estero tuvieron las tasas más altas del país.

Las primeras cifras oficiales del Poder Ejecutivo en relación con femicidios dejan un dato estremecedor: en 2017 hubo 308 víctimas de este delito, de las cuales 274 fueron mujeres, la mayoría asesinadas en sus casas especialmente con armas de fuego, armas blancas o ahorcadas y los femicidas vivían, en una gran proporción de los casos, en el mismo hogar. Muy pocas habían denunciado violencia previa.

Se trata de información contenida en el Primer Informe de Estadísticas Oficial de Femicidios y Femicidios Vinculados, realizado por el Ministerio de Seguridad nacional con la integración de la Defensoría del Pueblo. El informe se suma a los registros existentes para ese año, elaborados por la Corte Suprema y la Casa del Encuentro.

Según este documento oficial, confeccionado a partir de los datos recogidos en el registro policial, además de las 274 mujeres asesinadas, hubo seis víctimas de travesticidios o transfemicidios y 13 mujeres y 15 hombres involucrados en femicidios vinculados (personas asesinadas para causar el sufrimiento de otras o quienes quedaron en la línea de fuego, entre otras características). Eso indica un femicidio cada 28 horas durante todo el año. La Casa del Encuentro registró 295 femicidios más 24 vinculados (319 en total) y la Corte Suprema, 251.

A partir del cruce de datos con el Sistema de Alerta Temprana de Homicidios Dolosos se pudo determinar que el 64% de las víctimas de sexo femenino de homicidios dolosos fueron, en efecto, víctimas de femicidios, es decir, asesinadas por su condición de mujer.

La cantidad total de femicidios representa el 13,5% del total de víctimas de homicidios dolosos en Argentina durante ese año. Es decir que más de 1 de cada 10 crímenes mortales en 2017 se ajustaron a la definición de Diana Russell y Jane Caputi a principios de la década del ’90: “Asesinato de mujeres por hombres motivado por odio, desprecio, placer o sentido de la propiedad sobre una mujer” o “el asesinato misógino de mujeres perpetrado por hombres”.

Los meses en los que más femicidios hubo en Argentina durante 2017 fueron diciembre (41), febrero (39) y julio (32). La marca del último mes del año coincide con la tendencia que muestran las estadísticas de homicidios dolosos.

Respecto de las edades de las víctimas, el 41,9% tenía entre 16 y 30 años, aunque la mayoría aparece en la franja etaria de entre 16 y 20 años. En el caso de los femicidas también coincide: el 34,8% tenía entre 16 y 30 años al momento de cometer el crimen.

Un dato importante para los investigadores radica en la relación que tenían las víctimas con sus victimarios: el 61,7% de las mujeres asesinadas tenía una relación de pareja íntima con el femicida y el 18,5%, una relación familiar (en este caso sobresalen los crímenes cometidos por hijastra y madre).

El lugar de mayor concurrencia del total de víctimas es el domicilio particular, con 72,7% de los casos. Mientras que en la vía pública registraron 58 casos (21%) y seis (2%) en comercios o ámbitos laborales. Dos casos fueron los más llamativos: mujeres asesinadas en la cárcel durante la visita de sus parejas.También se registraron crímenes en camping, hotel, interior de un auto, templo religioso e ingenio.

Del total de 196 personas asesinadas en hogares se pudo desagregar el tipo de domicilio en 163 casos: 86 compartían vivienda con el femicida, 64 no vivían con el femicida y 13 fueron asesinadas en la casa del femicida.

En relación con el mecanismo utilizado para perpretar el femicidio, el arma de fuego registra la mayoría de los casos (76), seguido de arma blanca (67), ahorcamiento o asfixia (44), objeto contundente (22), golpes de puño (16) y quemaduras (12), entre otros, como degüello, envenenamiento, y más.

Salta y Santiago del Estero duplican la tasa nacional de femicidios.

La tasa nacional de mujeres víctimas de femicidios de 2017 es de 1,31 cada 100.000 habitantes. Las provincias con más altas tasas están en el noroeste del territorio. Salta (3,32), Santiago del Estero (3,15), Jujuy (2,92) y Formosa (2,36) están muy por encima del resto de las jurisdicciones.

La provincia de Buenos Aires, por caso, tuvo ese año una tasa de femicidios de 1,18 cada 100.000 y Capital Federal de 0,58. El caso más particular es el de La Pampa, donde no se contabilizan femicidios.

La ministra de Seguridad Bullrich aclaró en ese sentido que quieren estudiar cómo operan las provincias en relación a la prevención porque se dan casos de gran diferencia de tasas en territorios vecinos, como puede ser Mendoza (0,71) y San Luis (1,22) o La Rioja (0,53) y Córdoba (1,61). “Además queremos mirar mejor La Pampa, porque nos llama la atención la cifra cero”, explicó la titular de la cartera de Seguridad.