El empresario Ahumada fue liberado por orden del juez

El empresario Carlos Ahumada fue liberado de su detención por orden del Juez Federal, Sebastián Ramos, que entiende el caso al considerar “lo absurdo de la causa” (SIC). Carlos Ahumada se encontraba detenido a raíz de un pedido de la Justicia de México. El caso se remonta al año 2013 cuando su ex pareja lo denunció por la falsificación de su firma para presuntamente cobrar una millonaria suma, derivada de un préstamo que le hizo al Partido de la Revolución Democrática (PRD). Ahumada también se vio involucrado en la entrega de dinero a políticos vinculados al gobierno mexicano, por lo que estuvo detenido cerca 1.200 días. En argentina, estuvo vinculado al club talleres de Córdoba, el cual gerenció en 2007 de la mano de Carlos Granero. Más tarde, estuvo vinculado a los clubes Juventud Unida Universitario y Sportivo Estudiantes, en San Luis. Durante su estancia en la provincia, tuvo un vínculo muy cercano a la familia Rodríguez Saá, hasta que el empresario dejó intempestivamente la provincia denunciando persecución por parte de la familia del poder. Sumado a ello, Ahumada también estuvo vinculado al kirchnerismo a través del juez Eugenio Zaffaroni. Éste lo patrocinó en diversas causas. Fundamentalmente cuando uno de los acusados del triple crimen de General Rodríguez, lo vinculó al caso de la efedrina al señalar que éste habría entregado dinero a funcionarios k para hacerse cargo del negocio. Respecto a su liberación, el juez Ramos le otorgó la excarcelación al considerar lo absurdo del caso, dado que –aparentemente- el abogado de Ahumada aportó como prueba el acta de cierre de la auditoria en diciembre de 2018. El empresario había sido detenido por cargos de defraudación fiscal que probablemente cometió en contra de la Hacienda Pública de México por una cantidad de $1.472.236, por concepto de impuestos sobre la renta.