El Gobierno nacional rechazó las críticas al nuevo sistema de escrutinio

Luego de que el kirchnerismo señalara que el nuevo sistema de escrutinio provisorio pone “en riesgo la transparencia electoral” y exigiera el mantenimiento del mecanismo tradicional de papel, el Gobierno nacional sostuvo que dichos reclamos son “irresponsables e infundados”.

El presidente del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, había señalado en conferencia de prensa que no confían en el sistema porque la empresa SmartMatic está cuestionada en cuatro de los cinco continentes.

Esta sentencia fue secundada por los diputados nacionales Cristina Álvarez Rodríguez, María Emilia Soria y Leonardo Grosso, el presidente del PJ porteño, Víctor Santa María; el apoderado del PJ Nacional, Jorge Landau, entre otros legisladores.

En ese sentido, desde la Casa Rosada salieron al cruce de las declaraciones del sector afín al kirchnerismo al afirmar que las declaraciones que buscan sembrar dudas sobre la transparencia de la elección “son infundadas e irresponsables” y aseguraron que “se trabaja en mejorar la participación y la calidad del recuento y que los distintos decretos reglamentarios fueron avalados por la Cámara Nacional Electoral (CNE)”.

En relación al escrutinio provisorio, desde la Secretaría de Asuntos Políticos y Electorales afirmaron que la digitalización “era lo que venía reclamando la Justicia Electoral, para dar mayor transparencia al proceso”.

Por su parte desde la oficina a cargo de Adrían Pérez, expresaron que “a partir de ahora todas las fuerzas políticas podrán fiscalizar la transmisión, que antes se hacía desde oficinas del Correo en general fuera de la vista de los fiscales. Y también para garantizar la homogeneidad de la carga del escrutinio”.

Desde el Gobierno nacional señalan que la licitación del servicio de Smartmatic “fue abierta y transparente” y advirtieron que la carga de datos se producirá en forma homogénea.

En los anteriores escrutinios, en contraste, lo que sucedía era que los telegramas de las zonas periféricas demoraban más en ser contabilizados, en detrimento de las regiones urbanas centrales. “Con la transmisión desde las escuelas se da una solución a este problema”, indicaron fuentes cercanas a la casa de Gobierno.

Smartmatic -fundada en el año 2000 en Florida, Estados Unidos- es una de las principales empresas tecnológicas especializadas en las elecciones y en Argentina se desempeña desde 2015, cuando se ocupó del procesamiento y verificación de certificados de escrutinio de las elecciones provinciales de Córdoba.