El viaje de Florencia Kirchner a Cuba: ¿Problemas de salud o búsqueda de inmunidad?

Luego de postear un video en las redes sociales acusando a la justicia argentina de ser responsable del deterioro de la salud de su hija Florencia, la expresidenta Cristina Kirchner partió rumbo a Cuba donde ésta se encuentra en tratamiento a raíz de un problema de salud del que poco se ha difundido.

De acuerdo a lo señalado por Cristina Kirchner, el delicado estado de Florencia le impediría volver a la Argentina, donde es investigada en la justicia en las causas Hotesur y Los Sauces.

Según la senadora las dolencias de su hija son «producto de la persecución feroz a la que fue sometida” sin mencionar que la misma se encuentra imputada en diversas causas de corrupción.

Cristina señala, además, que a raíz de la investigación su hija “empezó a tener severos problemas de salud. El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud» y añade «es muy terrible para una joven, que la acusen de haber ingresado a una asociación ilícita el mismo día que murió su padre».

Sin explicar puntualmente cual es el problema de salud que aqueja a Florencia, la exmandataria sostuvo que su hija hizo una consulta médica en Cuba durante una visita que realizó en diciembre y le indicaron un tratamiento, luego en el mes de febrero, regresó a la isla para realizar un curso pero no pudo iniciarlo.

«Cuando llegó del vuelo su estado de salud se había deteriorado sensiblemente (…) Fue evaluada y fue tratada y el 7 de marzo le prohibieron viajar en avión, ya que por la patología que padece no puede permanecer sentada ni de pie por períodos prolongados de tiempo», expresó.

Sin embargo, algo que llama la atención es el completo hermetismo en cuanto a cuál es la dolencia de la única imputada de la familia Kirchner que no cuenta con fueros para evitar ser detenida. Algo que seguramente está en los planes de los jueces que investigan a la familia más corrupta de la política argentina.

Asimismo, también es cierto que la república de Cuba no tiene tratado de extradición con Argentina y no extradita a extranjeros que considera «perseguidos», menos aún si son amigos cercanos de la familia Castro, por lo que no sería descabellado pensar que la enfermedad de Florencia no sea otra cosa que una puesta en escena para buscar un blindaje político y judicial en la isla gobernada por los Castro.

En el video, la propia Cristina vincula la enfermedad de su hija con la posibilidad de un embate judicial en su contra para presionarla. «Les pido a los que nos odian, o nos ven como enemigos, les pido que se metan conmigo, pero no con ella. No más con ella, por favor», culmina la grabación.

Días atrás, el juez Ercolini confirmó el envío a juicio oral de la causa Hotesur en la que investiga a Cristina, Máximo y Florencia por presuntas maniobras de lavado de dinero. De la misma manera, la familia Kirchner también debe rendir cuentas a la justicia en el marco de la causa. En el 2019 la exmandataria deberá subir al banquillo en al menos seis causas vinculadas a la corrupción durante su gobierno.