En San Luis caen dos gotas de agua y se evidencian todas las falencias de las obras estructurales

La falta de obras estructurales, que permiten a los vecinos tener una mejor calidad de vida, se evidencia en la Ciudad de San Luis cada vez que llueve.

Los vecinos de la Ciudad de San Luis se han acostumbrado a que, cada vez que llueve, deben sacarse los zapatos en cada esquina o llevar a mano unas botas que permitan cruzar las calles que parecen devenirse en ríos durante unas horas.

Crónica de una nueva lluvia e inundación en la Ciudad:

Una señora cruza la calle con su bebé en brazos a los saltos mientras los automovilistas se precipitan a cruzar apurados para no quedarse estancados en las esquinas, que es donde más se acumula el agua.

Un joven camina descalzo en la esquina de Belgrano y Rivadavia, expuesto a enfermedades y al peligro de lastimarse por evitar mojarse las zapatillas, debido a que el agua se adueña de la calzada asfáltica.

En los barrios más humildes, el agua ingresa como una visita inesperada, por lo que es necesario desenchufar los aparatos electrónicos para evitar una catástrofe eléctrica.

Lo que parece salido de un cuento de terror, es la realidad que vive cada vecino de San Luis ante cada lluvia. Mientras las obras no lleguen, este panorama se seguirá repitiendo.

Tags : , ,