Funcionarios nacionales sostienen no sentirse sorprendidos por el cambio de actitud de los gremios

Funcionarios del Gobierno nacional afirmaron que no les ha sorprendido la tregua de reclamos que plantearon algunos sectores sindicales ante el arribo de Alberto Fernández.

Estas declaraciones se dan luego que algunos sectores gremiales aclararon que no solicitarán un bono de fin de año a la nueva administración, a pesar de que sí se lo habían exigido a Macri anteriormente, junto con aumentos que iban desde el 45% al 150%.

En ese sentido, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica,  manifestó: “Tiene que ver con opiniones políticas de los sindicalistas que jugaron abiertamente con la fórmula que resultó ganadora. Por lo tanto, uno entiende sus declaraciones en función de ese apoyo político”.

A lo largo de la gestión del actual mandatario los sectores gremiales liderados por Hugo Moyano y el grupo de los “Gordos de la CGT” buscaron continuamente el desgaste de la figura del primer mandatario y el  entorpecimiento en cada negociación. No obstante, desde el Gobierno nacional la búsqueda de consensos con el sindicalismo fue “permanente y constante”.

“Nos hubiese gustado un poco de ese apoyo político para comprender y ayudar a comprender las transformaciones que tendríamos que haber hecho en el marco regulatorio del mundo laboral, especialmente en marzo, cuando presentamos el proyecto de ley de blanqueo”, anunció Sica.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, se refirió por su parte a la actitud de algunos movimientos sociales, que cesaron en sus reclamos callejeros tras las elecciones presidenciales.

En ese sentido, la funcionaria expresó: “Creo que durante los cuatro años diferenciamos la situación social del uso político de este tema. Siempre lo que fueron marchas y reclamos lo asocié a un uso político y no al tema de fondo”.

Asimismo, subrayó: “Nosotros hemos tenido reuniones en conjunto con la CGT, con todos los movimientos sociales, con la Iglesia, y también con referentes que quizás no son tan conocidos porque no cortan calles”.

En los últimos meses, los gremios apoyados por sectores afines al kirchnerismo y la izquierda realizaron marchas reclamando por más planes y el aumento en las asignaciones. Varias manifestaciones armadas quedaron al descubierto por equipos de noticias nacionales quienes consultaban a los manifestantes el motivo del reclamo y éstos aducían haber sido contratados para el momento.