La calidad del servicio y el costo del transporte afectan más a las mujeres

Según este estudio, las mujeres hacen de tres a cuatro viajes más por día que los hombres y solo el 5% de los puestos laborales están ocupados por ellas.

La calidad del servicio y el costo de los transportes afectan más a las mujeres, en un sector considerado “estratégico para la macroeconomía y la independencia de ellas”, señaló Carolina Villanueva, politóloga, co fundadora de la organización Grow, especializada en género y trabajo.

Se trata de un sector donde sólo el 5% de los puestos de trabajo están ocupados por mujeres. “Por eso -alerta la especialista- es fundamental generar estrategias de género pensadas para las empleadas de la industria como para las usuarias”.

El área de transporte “implica el 5% del PBI del país. Hay presencia de ellas como usuarias y poca presencia como empleadas. Las mujeres hacen de tres a cuatro viajes más por día que los hombres”, destacó Villanueva. 

“La calidad de vida es menor en la mujer que pierde tiempo yendo y viniendo en medios de transporte público. Por eso cuando se aplica una política pública de transporte con enfoque de género, pensando en las usuarias, hay que pensar en varios ejes”, consideró Villanueva.

Así, enumeró: “La luminaria, para dar mas seguridad; que sea amigable con las tareas de cuidado y facilite, por ejemplo, subir al transporte con cochecito de bebé; que funcionen las escaleras mecánicas en las estaciones de subte o tren; que los multiviajes sean más económicos; y mejorar la red de transporte, sobre todo en lugares más alejados”.

Números que lo dicen todo

En relación a las mujeres como trabajadoras del sector, la profesional consideró que “es fundamental aumentar la empleabilidad femenina en la industria, que es dinámica, pujante y va a generar mas empleos”.

Villanueva sostuvo: “Hay un dato: el 0,7% de quienes manejan camiones en el país son mujeres. Ese número lo dice todo. El de camioneros es un ámbito sindicalizado, con paritarias, sueldos acordes a su tarea, muy fuerte. Allí, casi no están las mujeres”.

Otro dato que aportó es que “sólo el 27% de los registros de conducir a nivel nacional son de mujeres, según la Agencia Nacional de Vialidad, con cifras de 2015, última estadística con la que contamos”.

Esa cifra “es representativa de lo que pasa, no es un dato menor. Estudiamos mucho por qué hay menos mujeres que acceden al registro, y allí se ve el temor, la supuesta falta de habilidad, estereotipos que las nuevas generaciones van superando”.

En relación a las conductoras, Grow está realizando una consultoría para Uber “con el objetivo de entender el comportamiento de las mujeres que manejan y cómo mejorar las oportunidades para las choferes. Tiene que ver con la búsqueda de oportunidades para conseguir ingresos”.

La especialista concluyó: “La inclusión laboral de ellas en el sector es urgente, ya que la mitad de las mujeres en Argentina no tienen ingresos propios. Y si los tienen, hay una brecha del 27% en relación a igual tarea que los varones, una distancia que en el sector transporte es más amplia aún”.