La CGT anunció que no tiene previsto pedir el bono de fin de año a Fernández

Tras el triunfo electoral del kirchnerismo, los mismos que antes exigían aumentos siderales y bonos de fin de año además de cláusulas gatillo, se olvidaron de la lucha y hoy dejan de pedir lo que antes era una necesidad imperiosa.

Tal es el caso de sectores gremiales como la CGT, la entidad gremial que más “metió palos en la rueda” al gobierno de Mauricio Macri.

En ese sentido, uno de los líderes del llamado “grupo de los gordos”, Héctor Daer, manifestó que no está en los planes de la central obrera exigir un bono de fin de año para todos los trabajadores en relación de dependencia, aunque señaló que el pago extraordinario será negociado sector por sector.

Esta afirmación está en consonancia con lo afirmado por dirigentes de la Unión Industrial Argentina, José Urtubey, los banqueros y otros sectores quienes consideran “muy difícil” que las empresas puedan afrontar ese compromiso y que era el momento de remar todos juntos.

Consultado respecto al bono, el gremialista de la sanidad y líder de la CGT expresó: “No estamos en un momento de puja distributiva, estamos en un momento de sobrevida”. Además, recordó que todavía en algunos ámbitos no se completó el pago de los $5.000 fijados por decreto en septiembre.