La justicia federal allanó la fundación de la cuñada del Gobernador

El día miércoles, efectivos de la Policía Federal allanaron la sede de la Fundación Mujeres Puntanas, presidida por la esposa del senador Adolfo Rodríguez Saá, Gisela Vartalitis. El hecho se manifiesta en el marco de la causa penal -denunciada por los diputados del bloque Avanzar- ante el otorgamiento irregular de un subsidio de 80 millones de pesos por parte del Estado Provincial.

En ese sentido, y tal como dice el dicho popular “La Justicia es lenta…”, se libró un procedimiento por orden del fiscal de la causa que tramita en el fuero federal.

Durante el allanamiento, los efectivos habrían solicitado la entrega de los libros constates de la institución. Aparentemente, dicha fundación fue creada con fines políticos para revertir el resultado de las elecciones PASO 2017, donde el oficialismo provincial perdió por casi 20 puntos ante la oposición puntana.

Fuentes cercanas a la causa señalan que el fiscal federal, Cristian Rachid, busca investigar en los libros cómo se realiza el manejo de los fondos de la fundación, la cual durante el 2017 entregó todo tipo electrodomésticos a personas con el aparente fin de dar vuelta el resultado de la elección primaria de ese año.

En la denuncia presentada, los legisladores de AyC solicitaron a la justicia federal que investigue la posible comisión del delito de  “malversación de caudales públicos, peculado e incumplimiento de deberes de funcionario público” por parte de funcionarios del gobierno de Alberto Rodríguez Saá. En otras palabras, por la entrega de subsidios que tenían como el financiamiento y la aparente compra de voluntades durante la campaña electoral.

Lo que resulta extraño es que la causa comienza a moverse cuando los “hermanos del poder” se distancian debido a “diferencias políticas irreconciliables”, según detallan sus allegados. Asimismo, personas vinculadas al Estado Provincial que señalaban que la denuncia era un disparate, luego de la pelea de Alberto y Adolfo comenzaron a “escrachar” a la esposa del senador con acusaciones en ese sentido.

Hasta el momento, el fiscal Rachid no ha emitido ningún tipo de apreciación respecto de los avances de esta causa que parece somnolienta, avanzando y durmiéndose constantemente.