San Luis Real

Noticias de San Luis Argentina

La salud pública en San Luis: Una verdadera mentira

Mientras el elefante blanco de la salud provincial yace sin tener avances significativos pese a que ya terminó su plazo de ejecución, el Gobierno de Rodríguez Saá continúa mintiendo y ocultando la triste realidad provincial.

La maquinaria propagandística afirma una y otra vez que San Luis es otro país, otro mundo, un lugar ideal donde la salud es una política de gobierno, sin embargo, la realidad demuestra que no es otra cosa que un circo pensado para la tribuna.

En una provincia en la que el gobernador no es más que una sombra ausente y sus prioridades están a la inversa a la de cualquier ser humano con dos dedos de frente, la administración Rodriguezsaáista construyó estadios magníficos antes que hospitales, y otorgó sin ningún tipo de restricción ni control cientos de millones en gastos al Gobernador, en vez de invertir en recursos humanos y aparatología médica.

Esto no es algo aislado, la salud pública está en una decadencia de proporciones similares a las de la policía, la justicia provincial y justicia social, la cual hoy no es más que un eslogan utilizado en época electoral para la compra de voluntades.

“Pan y circo” aquí no es una metáfora, sino una estrategia política para apaciguar y distraer a la población desviando su atención de gestiones gubernamentales fracasadas.

Hoy nos encontramos en una situación límite en la salud pública: los hospitales no cuentan con los recursos mínimos indispensables, no hay ambulancias y los profesionales cada vez son menos. Por ejemplo, en San Luis no hay neuriocirujanos porque el Gobierno afirma que no hay dinero para pagarle a un profesional, no obstante, sí hay dinero para traer a los equipos de Boca y River para jugar un campeonato de verano.

Claramente esta provincia gobernada por un fantasma, sólo tiene como premisa la realización de espectáculos grandilocuentes para desviar la atención de los sanluiseños, pagando con el dinero de los contribuyentes a quienes cada vez se ahogan más financieramente.

¿Será acaso que los funcionarios provinciales hacen todas estas macanas aprovechando la endeble salud del mandatario provincial que últimamente no se sabe si está o no está en funciones?. Lo cierto es que es es tan paupérrimo el sistema de salud provincial que el propio Gobernador debe hacerse tratar afuera debido a que no confía en este sistema obsoleto que construyó hace casi 40 años.