May buscará demorar el acuerdo del brexit

Gran Bretaña fracasó en conseguir la aprobación de su acuerdo del Brexit en el Parlamento. Con esta decisión, las posibilidades de que los legisladores apoyen “en un futuro próximo” la separación de la Unión Europea (UE) son casi nulas.

Faltando muy pocos días para que se cumpla el plazo en el que Gran Bretaña abandone la UE, la primera ministra británica, Theresa May exhortó a los legisladores de oposición a que le ayuden a concertar un acuerdo negociado y señaló que los electores “esperan que sus políticos trabajen unidos cuando lo exige el interés nacional“.

De acuerdo con la UE en la Cámara de los Comunes, tras el tercer intento, la primera ministra invitó esta semana al opositor Partido Laborista a examinar las alternativas. Sin embargo, al momento esto no ha funcionado y los laboristas de centro izquierda acusaron al gobierno conservador de May por no presentar cambios verdaderos.

En ese sentido, el dirigente laborista Jeremy Corbyn señaló:  “No he advertido ningún gran cambio en la postura del gobierno a la fecha“.

Los laboristas afirman que Gran Bretaña debe permanecer estrechamente sujeta a las reglas comerciales de la UE y mantener las normas del bloque en áreas como los derechos de los trabajadores y la protección ambiental.

Gran Bretaña debe dejar la UE el viernes, a menos de que May pueda conseguir otro aplazamiento del bloque hasta el 30 de junio, que ya había aceptado posponer el Brexit fijado originalmente para el 29 de marzo.

La Unión Europea establece que Reino Unido necesita presentar un plan concreto que ponga fin al estancamiento para conseguir otro aplazamiento. Esta nueva extensión que necesita May debe lograr obtener la aprobación unánime de los demás 27 gobiernos, algunos de los cuales están hartos de la incertidumbre del Brexit y son renuentes a prolongarla.