Murió el bebé que se ahogó en una pileta pelopincho

El pequeño, de un año y tres meses, se encontraba internado en terapia intensiva en el Hospital de San Luis con un cuadro “crítico”.

El miércoles los padres se habían presentado en la Comisaría 39º del barrio Eva Perón desesperados y cargando a su hijo en brazos porque se había ahogado en la pileta de su casa.

El pequeño llegó casi sin signos vitales a la dependencia. Los efectivos actuaron rápido, le practicaron primeros auxilios y lograron reanimarlo, pero como continuaba en estado crítico decidieron trasladarlo en un móvil hasta el Hospital Cerro de la Cruz donde lo estabilizaron.

Ingresó con un estado delicado y un “post paro cardiorrespiratorio de más de treinta minutos de resucitación”.

El fallecimiento de Joel Calderón, fue confirmado anoche cerca de las 20:30.