Para evitar roces con la iglesia, Fernández postergaría el debate del aborto

El presidente electo dilataría la remisión de su proyecto de ley al menos hasta las próximas sesiones ordinarias. Esto se debe a los cuestionamientos recibidos por parte de del arzobispo Victor Fernández y de la Conferencia Episcopal.

Alberto Fernández se había prometido a si mismo no repetir los errores cometidos por Mauricio Macri a la hora de construir una relación desde todos los aspectos con el Papa Francisco.

Sin embargo, la intención por parte del presidente de enviar un proyecto de legalización del aborto generó discusiones tanto en la iglesia como en las oficinas Alberto Fernández. Debido a este cúmulo de cuestiones, el presidente electo decidió calmar las aguas y bajar su exposición pública. Ahora se encuentra abocado pura y exclusivamente al armado de su gabinete.