San Luis Real

Noticias de San Luis Argentina

Polémica: Media sanción para la reforma de jubilaciones

Con 128 votos, el Frente de Todos logró la iniciativa. La oposición se retiró del debate tras denunciar que Daniel Scioli no podía participar y adelantó que recurrirá a la Justicia.

Polémica sesión. La Cámara de Diputados le dio media sanción este jueves la reforma de las jubilaciones del Poder Judicial, con 128 votos a favor y dos abstenciones.

Sin embargo, la sesión tuvo momentos de tensión luego de que el oficialismo lograra el quórum con la presencia de Daniel Scioli, designado embajador de Brasil.

De esta manera, la oposición decidió retirarse del Congreso. Scioli aseguró que el quórum había sido conseguido de manera anómala y adelantó que recurrirá a la Justicia.

“El embajador Scioli, por imperio del artículo 72 de la Constitución Nacional, no podía ocupar una banca.  El Poder Ejecutivo Nacional nombra a los embajadores con acuerdo del Senado otorgado en la sesión del 20 de febrero. Desde Juntos por el Cambio ratificamos nuestro compromiso con el tratamiento del tema que era objeto de esta sesión: la revisión del régimen jubilatorio de jueces e integrantes del servicio exterior de la Nación y comunicamos que en las próximas horas nos presentaremos ante la Justicia para solicitar la investigación de las irregularidades señaladas”, expresa el comunicado oficial de Juntos por el Cambio.

Asimismo, se incorporaron las modificaciones dictamen y se decidió mantener la edad jubilatoria de mujeres judiciales en los 60 años y elevar a 65 la de los varones, de forma escalonada, como estaba previsto.

Además, eliminaron el inciso que estipula la necesidad de haberse desempeñado como mínimo 20 años en el Poder Judicial o en el Ministerio Público, aunque sostiene el requisito de haber trabajado, como mínimo, 10 años de corrido o 15 de manera discontinua.

A su vez, fijaron que se aplicará el 82% móvil sobre el promedio de las remuneraciones –de los últimos 10 años- actualizados al valor del salario correspondiente a cada categoría del cargo vigente al momento del cese. Es decir, teniendo en cuenta los sueldos al valor actual y no lo que el funcionario percibió cuando desempeñó en dicha actividad.

Fuente: Clarín