¿Qué tenés que saber para empezar la alimentación complementaria de tu bebé?

Así como los primeros pasos de tu bebé están repletos de entusiasmo y celebración, el momento en que empezás a incorporar alimentos semisólidos a su alimentación ¡es toda una nueva aventura!

Desde los nuevos sabores y texturas, hasta sumarlo como uno más en la mesa y dejarlo disfrutar de la experiencia de estar comiendo solo. Lo que se conoce como «alimentación complementaria» es una etapa de aprendizaje tanto para tu bebé como para vos misma, pero también un momento en que vas a poder enseñarle algo que lo va a acompañar toda su vida: la creación de hábitos saludables en su alimentación y que disfrute de los sabores naturales de los alimentos.

¿Qué es la «alimentación complementaria»?

Cuando tu bebé cumple seis meses, llega el momento de reforzar su alimentación porque ya la leche materna no resulta suficiente para cumplir con los requerimientos de energía y nutrientes que necesita para crecer. Dividida en dos etapas marcadas por su edad, la primera se conoce como «transicional» y va de los seis a los 12 meses, mientras que la segunda es a partir del año y se denomina «familiar». Se trata del momento en que tu bebé empieza a sumarse a la mesa y compartir el momento de la comida con el resto de la familia.

¿Con qué alimentos es recomendable empezar?