Los puntos destacados de la reforma previsional

¿Los jubilados ganan o pierden con la reforma previsional? Cómo será la fórmula de actualización trimestral y cómo quedará conformado el haber jubilatorio.

Nueva fórmula

En lugar del ajuste semestral, en base 50% a la evolución de los salarios y 50% de la recaudación, se usará el 70% de inflación y 30% de suba de los salarios formales (Ripte). En lo inmediato, esto significa que en marzo de 2018 en lugar de otorgarse el aumento semestral de julio-diciembre, que ronda un 12%, se otorgará el aumento de la nueva fórmula de julio a septiembre de 2016, que arroja un 5,7%. Esto lleva a que en el inicio del cambio de fórmula, hay una merma en los haberes y un retraso de hasta 6 meses en el ajuste de los beneficios. Para 2018 se calcula un “ahorro” para el Estado de casi $100.000 millones.

Primer aumento

Con la fórmula hoy vigente, a un haber medio de $10.000 le correspondería un aumento aproximadamente de $1.200 en marzo de 2018. En cambio, con el proyecto oficial, el aumento sería de $570. La quita de $630 sobre $1.200 es del 52,5%.

Garantía del 82%

Es sobre el salario mínimo, vital y móvil y se aplicará a quienes al momento de la jubilación hayan reunido 30 años de aportes efectivos. Actualmente esa relación es del 81,8%, por cuanto el haber mínimo es de $7.246 y el salario mínimo de $8.860. Así, cada vez que aumente el salario mínimo, si la jubilación mínima es inferior al 82%, ANSES ajustará los haberes de los alcanzados por esta garantía. Quedan excluidos los que se jubilaron por moratoria y a quienes no les correspondió el beneficio de la PBU (Prestación Básica Universal).

Jubilación voluntaria a los 70

Los trabajadores en relación de dependencia del sector privado podrán optar por jubilarse a los 70 años y, recién entonces, los empleadores podrán intimarlos a que inicien el trámite del retiro jubilatorio. Las mujeres hoy tienen la opción de jubilarse a partir de los 60, con 30 años de aportes, y pasa a ser obligatorio a los 65. Si se aprueba el proyecto, podrán jubilarse entre los 60 y 70.

En el caso de los hombres, la opción rige entre los 65 y los 70 años. Actualmente, la intimación del empleador sólo puede concretarse si el trabajador reúne dos requisitos: tener como mínimo 65 años y al menos 30 años de aportes.

Tags : ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *