Sri Lanka: Ataque terrorista deja centenares de muertos y heridos en hoteles e iglesias

Las celebraciones de Pascua no comenzaron de la mejor manera en Sri Lanca, donde al menos 187 personas murieron, entre ellas nueve extranjeros, en tanto que otras 469 resultaron heridas tras una serie de ataques con explosivos a tres hoteles de lujo y dos iglesias.

El ataque se realizó cuando los fieles celebraban el Domingo de Resurrección. Las autoridades decretaron un toque de queda de 12 horas y prohibieron “temporalmente” el uso de redes sociales para evitar diseminar “información falsa”.

Según lo informado, el ataque estuvo dirigido hacia tres hoteles de lujo en Colombo y también hacia iglesia de la capital y otra en Katana, en el oeste del país a unos 50 kilómetros al norte. A raíz de esto, a las autoridades locales declararon el toque de queda a partir de las 18:00, hora local.

Entre los fallecidos se encontraban ciudadanos británicos, holandeses estadounidenses y japoneses.

Hasta el momento ninguna organización se ha adjudicado los atentados. Sin embargo, el 11 de abril pasado el jefe de la policía de Sri Lanka, Pujuth Jayasundara, alertó en una nota a los oficiales de alto rango de que un grupo musulmán radical planeaba ataques suicidas contra “iglesias importantes”.

Sri Lanka, con una población de 21 millones de habitantes, es un país mayoritariamente budista que cuenta con unos 1,2 millones de católicos.

Junto al 70% de budistas, los hinduistas representan un 12%, los musulmanes un 10% y los cristianos un 7%. Los católicos son percibidos como una fuerza unificadora ya que tienen adeptos tanto entre los tamiles como los cingaleses.

Sin embargo, algunos cristianos son mal vistos porque apoyan las investigaciones exteriores sobre los crímenes presuntamente cometidos por las fuerzas armadas contra los tamiles durante la guerra que culminó en 2009.