Trabajadores de la salud reclaman en plaza Pringles

Cansados del abandono institucional y postergados por el oficialismo provincial, los trabajadores de la salud salieron a la calle a exigir al Gobierno Provincial la recategorización de 200 trabajadores.

La Asociación de Profesiones y Técnicos de la Salud (APTS) instaló este martes una carpa en plaza Pringles para visibilizar la problemática de un sector que ha sido postergado por el gobierno de turno.

Mientras el Ejecutivo se encarga de anunciar obras de hospitales, el sistema sanitario de la provincial está en su peor época, sin profesionales especializados, ni médicos o técnicos revolucionarios de la salud.

Mientras tanto, los problemas del sistema están a la vista y se han echo eco en varios puntos de la provincia: la gente exige profesionales y atención médica ya que, hasta el momento, no se ha invertido un peso en la mejora de un sistema altamente deficitario y de pésima calidad.

La recategorización de los empleados de la salud tendría un costo de dos millones al mes, un monto que no significa grandes gastos para el gobernador, más aún si tenemos en cuenta que es menos de lo que él mismo gasta por mes en gastos reservados. Sin embargo, esto es sin lugar a dudas una decisión política que el Gobierno parece no estar dispuesto a poner en funcionamiento.

En ese sentido, Ana Lía Trifiró, secretaria general de APTS, explicó que desde que Silvia Sosa Araujo es Ministra de Salud se reunió en un par de ocasiones con APTS para hablar sobre diversos reclamos de los trabajadores: “La ministra recibió el paquete de datos que le llevamos de los que estaban mal categorizados. No obstante, no han recibido ningún tipo de respuesta hasta el momento.”

Cuando falta menos de una semana para las elecciones provinciales, queda claro que la salud no es parte de las prioridades de un gobierno que se ha destacado por el despilfarro y la compra de voluntades con el sólo fin de perpetuarse en el poder.