Se aceleran los realineamientos en el oficialismo para entronizar a Sergio Massa como candidato único

Los enérgicos pedidos de Sergio Massa para que nadie lo suba como candidato a presidente resultan cada vez más absurdos e infructuosos. En distintas terminales del peronismo madura un sentido común: si el ministro de Economía logra “acomodar” las variables que afectan el bolsillo y bajar la inflación, para el otoño podría emerger como el postulante natural -y eventualmente el único- del Frente de Todos. Esto es lo que se conversa en el enero preelectoral en los despachos de la CGT, en los comandos de los movimientos sociales y en varias intendencias del conurbano.

Para que el “plan Massa” madure, reconocen los que apuestan a eso, deben darse dos condiciones. La primera es que efectivamente el ministro logre cumplir con el objetivo autoimpuesto de acercar la inflación a tres puntos. Con la sequía amenazando el ingreso de dólares, la meta está en duda. Gerardo Martínez, líder de la Uocra, -por caso- lee informes privados que dicen que no se llegará.

En segundo término, para inclinar la balanza a favor del tigrense, los actores políticos del PJ esperan la bendición de Cristina Kirchner. La vicepresidenta se guarda las cartas y en su entorno lo atribuyen a que aún no tomó una decisión. El kirchnerismo gana tiempo con un apoyo al “esfuerzo” de Massa, pero condicionado a ver resultados. Mientras tanto, La Cámpora planea escenificar un clamor para que la exmandataria revea su decisión de no ser candidata “a nada”. Y foguea -para ver si le alcanza- a un presidenciable K puro, Eduardo “Wado” De Pedro.

“Si Massa es candidato no va a ser por propuesta, va a ser como consecuencia, como emergente inevitable de una situación. Tienen que darse las condiciones para mayo. Porque si la economía no se acomoda, poco importa quién sea el candidato, vamos a perder”, señaló un intendente gravitante del conurbano.

En la vida interna del Frente de Todos ya se perciben los primeros realineamientos. Sectores que oficiaron de sustento político de Alberto Fernández, hoy ponen la expectativa en el titular del Palacio de Hacienda. En esa situación está un sector importante del sindicalismo y algunos movimientos sociales. Ya no solo ponen fichas en el tigrense: también buscan colaborar para que el líder del Frente Renovador se haga competitivo.

No fue casualidad que el sector de los “gordos” de la CGT acordara con Massa, de palabra, moderar las negociaciones paritarias en torno al 60%, una pauta alineada con la proyección de la inflación.

“Las expectativas apuntan a que haya un Sergio candidato si recompone la economía. Y si lo hace, probablemente sea en formato de candidato único. La otra opción que nos queda es que haya una PASO donde cada uno mide un poquito”, reflexionó el titular de un sindicato de ese sector. Y agregó: “Sergio tiene que mostrar resultados y consolidarse como el candidato de todo el peronismo. Todos los demás presidenciables están acumulando fuerza, pero no necesariamente terminen compitiendo”.

Un diagnóstico similar hacen en algunos movimientos sociales alineados al oficialismo. “Para ser competitivos en las elecciones tenemos que mejorar la economía. Y si mejoramos la economía, por carácter transitivo, el candidato va a ser Massa. El asunto es la magnitud del resultado económico… ¿Cuánto se necesita? ¿Massa va a aceptar jugar si el PJ puede perder por diez puntos?”, dijo un líder piquetero. Hay organizaciones sociales consustanciados con la batalla contra la inflación. Barrios de Pie firmó un convenio con la secretaría de Comercio y desplegaron militantes que capacitan en la utilización de la aplicación para auditar el programa Precios Justos.

El sindicalismo y los movimientos sociales, no obstante, no le sueltan del todo la mano al Presidente. Pero es en tren de “ayudarlo a llegar”. A diferencia de La Cámpora -que apedrea verbalmente al jefe de Estado- son contrarios a debilitar a la Casa Rosada. “Es necesario que Alberto siga vivo para todos. Él tiene que recomponer su relación con la gente y fortalecer la gestión. El propio Massa lo necesita vivo al Presidente”, dijo un líder cegetista.

Aunque comenzó a alinear detrás suyo a distintos actores políticos, Massa sigue pasando el mensaje de que no se subió a la carrera. “Nos dice que no tiene ganas ni condiciones familiares para enfrentar una candidatura”, dijo el secretario de la Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuck, intendente de Pilar en uso de licencia que participa de reuniones políticas en el conurbano. Fernández, que en los últimos días adoptó gestualidad de candidato, se mueve en otra dimensión. Quienes lo conocen de cerca dicen que el Presidente cree que, si la economía se endereza, ese capital político es suyo. Por eso insiste en promover una PASO. Un ladero presidencial apuntó: “Tiene que ser la gente la que defina quién es el acreedor de los logros del Gobierno”.

Abrir
1
Comunicate con nosotros
Hola! te comunicaste con el Portal de Noticias San Luis Real. En que podemos ayudarte?
Ir al contenido